KSHMR, el rey de la cinemática, llega nuevamente a Lima para el festival Black Hole

KSHMR, el rey de la cinemática, llega nuevamente a Lima para el festival Black Hole

Las fortunas de Niles Hollowell-Dhar, alias KSHMR (pronunciado ‘Kashmir’), se han disparado desde que adoptó su apodo elegido, con un roce a su herencia india. El ex productor de rap/pop ha tomado por asalto el mundo del EDM con sus emotivas producciones cinematográficas, y se espera que tenga un impacto aún mayor con sus espectáculos alrededor del mundo y más allá …

Con 30 años de edad, Hollowell-Dhar ya ha tenido dos carreras altamente exitosas, y en su mayor parte, no relacionadas, como músico. Primero siendo la mitad de The Cataracts, el proyecto de hip-hop convertido en pop que comenzó con David Singer-Vine hace unos 15 años cuando asistían a la escuela secundaria en Bay Area, San Francisco (USA). El dúo fue responsable del monstruoso éxito junto a Far East Movement, ‘Like A G6’, así como de escribir canciones para Selena Gomez, Jason Derulo, Snoog Dogg y Enrique Iglesias, entre muchos otros.

Durante los últimos cinco años, Hollowell-Dhar ha recibido elogios similares a KSHMR, su proyecto de baile en solitario. El nombre KSHMR ha aparecido en canciones junto a pesos pesados como Tiësto, R3hab, Bassjackers, Carnage, Firebeatz, Headhunterz, por nombrar solo algunos. Además de escuchar su material como solista de KSHMR – ‘Megalodon’, ‘Dead Mans Hand’, ‘Jammu’ o su EP de 12 canciones y el libro que lo acompaña, ‘The Lion Across The Field,’ es evidente que Hollowell- Dhar es igual de fuerte, e incluso más inventivo, por su cuenta. Aunque es más que un contendiente en el mundo de la música dance, habla de ello como si el no estuviese dentro de los productores tops del mundo y se refiere de una forma exquisita a los expertos como si el no fuera uno de ellos.

Hollowell-Dhar siempre ha tenido una fuerte conexión con sus raíces indias. Su padre llegó a los Estados Unidos desde Kashmir, India, donde se deriva el apodo de KSHMR, a la edad de 25 años. Se casó con la madre estadounidense de Hollowell-Dhar, pero mantuvo sus obligaciones con su familia en la India haciendo visitas periódicas a casa con cada pareja. Estos vínculos poderosos también son los que inicialmente restringieron a Hollowell-Dhar de dedicarse a la música, con la expectativa de que iría a la universidad y seguiría una carrera profesional convencional. Hizo lo que se le pedía durante un año, pero tuvo que detenerse para darse cuenta lo serio que significaba la música para el. Su familia solo llegó a un acuerdo con su carrera musical porque podían escuchar sus canciones en la radio.

KSHMR aduce que no fue fácil. Nunca lo es. Y jamás lo será. Lanzar buena música requiere de un proceso largo en el cual los errores son parte del día a día. Bajo ese esfuerzo y dedicación, el DJ cinemático ha logrado estar presente en festivales masivos como Tomorrowland, Ultra Music Festival, EDC, Creamfields, etc… y como olvidar cuando en el 2017 hizo un mashup con la canción insignia del Perú: “El Condor Pasa”

YouTube
Tags Relacionados
Comentarios